Justifican ediles jimenenses su cambio de postura respecto a luminarias

Cadereyta Jiménez, N. L.- Tratando de trasparentar su posición y que no se malinterpretara por la ciudadanía, posterior a la Sesión de Cabildo donde cambiaron su voto a favor de las modificaciones que se le realizaron al contrato de las luminarias en este municipio, los cuatro regidores que cambiaron su voto, Ángel Mario Rodríguez Montemayor del PRI; Gabriel Valdez de León del PAN; Nora Hilda Tamez Pérez del Partido Verde y Mónica Treviño Sada del Humanista, dieron una conferencia de prensa.
La primera en hablar fue la regidora Nora Tamez, quien aseguró que su cambio había obedecido a un análisis, ahora si, más profundo de las condiciones del contrato, el cual ratificó en varias ocasiones no fue contraído por la presente administración: “Aquí estamos reunidos los cuatro compañeros regidores que en la anterior sesión ordinaria votamos por un no a la aprobación de las modificaciones, y que quede bien claro, modificaciones, del contrato del tema luminarias, porque lo que si queremos dejar bien claro para la comunidad de Cadereyta, es que no estamos aprobando nosotros un contrato, el contrato fue aprobado el cuatro de enero del 2012, nosotros no lo aprobamos”.
Explicó que el municipio no adquiere deuda, como muchos han pretendido hacer creer, y que tampoco va a erogar más de lo que ya paga por la iluminación pública, sino que es autofinanciable, ya que con el ahorro de las lámparas LED, se pagarán las luminarias y su mantenimiento.
En todo momento los ediles coincidieron en que Cadereyta no tiene la capacidad económica para adquirir todas las luminarias, siendo que con las que cuenta ya están obsoletas.
Advirtiendo también que la posibilidad de hacerle frente a la demanda de la empresa no hubiera sido posible, ya que con el mismo problema de los recursos, la penalización por incumplimiento de contrato hubiera alcanzado más de 150 millones de pesos, los cuales obviamente la administración tampoco tiene.
En la conferencia de prensa, también estuvo el síndico Roberto Mendoza, quien dijo que además de perder la demanda el Municipio tendría que cumplir con el contrato anterior, en el cual estaba muy en desventaja la administración.
Por último se aclaró que el contrato no es sólo por las luminarias o lámparas, sino que en esto va incluido el gasto de consumo de electricidad, infraestructura e instalación y mantenimiento, incluyendo las luminarias que se repongan, todo esto durante 10 años.

Post Author: Denisse Hdz