Suplen la tenencia con refrendo caro

Monterrey, México (03 enero 2019).- Los recursos que el Gobierno de Nuevo León dejó de recibir por la eliminación del Impuesto sobre Tenencia de Vehículos los está compensando a través de lo que cobra por refrendo -que subió 40 por ciento para el 2019- y otros ingresos del Instituto de Control Vehicular (ICV).

Y es que entre el 2015 y el 2019, el Estado ha casi triplicado la recaudación estimada por el resto de las contribuciones vehiculares, entre ellas la expedición de placas y licencias de conducir, así como el refrendo, que acumula un alza de 83 por ciento en el sexenio.

Mientras que en el Presupuesto de Ingresos 2015, último elaborado por la gestión de Rodrigo Medina y en el que se cobró completamente la tenencia, el Estado contemplaba recibir 831.5 millones de pesos por otras contribuciones vehiculares, para el 2019 la cifra proyectada es de 2 mil 361 millones.

A la par de este aumento, el cobro por tenencia se empezó a reducir en el 2016 y desapareció por completo en el 2018.

Así, este cobro, que en el 2015 dejaría 2 mil 164 millones de pesos, podría ingresar en el 2019 apenas 78.9 millones de pesos de contribuyentes rezagados.

El Gobernador Jaime Rodríguez ha presumido la desaparición de este impuesto como una promesa cumplida, pero también la ha utilizado para quejarse de la situación financiera estatal cuando Alcaldes o maestros le piden recursos.

“Estamos en el hilito de que no nos da suficiente para sostener el Estado, para tener también que poder aportar recursos a los Alcaldes”, afirmó, por ejemplo, el 22 de noviembre de 2017, sin mencionar los aumentos en los otros derechos.

“Ahorita no vemos de dónde si vamos a quitar la tenencia, son mil 800 millones menos, y no podemos cargarle la mano al ciudadano”.

Considerando la tenencia y el resto de los cobros del ICV, en el 2015 se presupuestaron 2 mil 995.5 millones, mientras que para el 2019 la estimación es de 2 mil 439.9 millones, por lo que el Gobierno estaría compensando gran parte del impuesto desaparecido.

El Tesorero Carlos Garza reconoció que esperan recibir entre 622 y 680 millones de pesos más que en el 2018.

El incremento en los derechos vehiculares se debe principalmente a los movimientos en el pago de refrendo.

En el 2015, ese pago equivalía a 22 cuotas, mientras que para el 2016 subió a 25 y a partir de ayer es de 35.

En lo que va de la actual Administración este concepto ha aumentado 83 por ciento, al pasar de mil 542 pesos a 2 mil 821, cantidad que será mayor a partir de febrero, cuando la Unidad de Medida y Actualización (UMA), que es la base del cálculo, se ajuste según la inflación.

Y, aunque la ley contempla subsidios para vehículos de modelos anteriores, la cantidad de automovilistas que tienen que pagar al 100 por ciento también se ha incrementado con los años.

En el 2015, los automóviles modelos 2011 en adelante pagaban la contribución de 22 cuotas completa, los 2006 a 2010 pagaban 14.5 cuotas y los 2005 y anteriores sólo ocho cuotas.

Ahora, además de que el parque vehicular ha crecido, la cantidad de automovilistas que tienen que pagar el 100 por ciento del refrendo es mayor, pues inicia en el modelo 2010.

Los automóviles modelos 2005 a 2009 pagarán 15 cuotas, mientras que los modelos anteriores 9.5.

La tenencia era federal y desapareció el 2010, pero Medina la implementó a nivel estatal a partir de 2011.

Aunque durante su campaña, en el 2015, “El Bronco” prometió desaparecerla, al llegar al cargo se resistió y optó por una desaparición gradual, que luego se estancó, lo que contribuyó a intensas protestas y obligó al Gobierno a acelerar el proceso.

Fuente: El Norte

Post Author: Denisse Hdz