No les llega agua, pero sí los recibos

Monterrey, México (20 mayo 2019).- Aunque desde hace meses sufren por el desabasto de agua, y claman por ayuda, a los habitantes de ejidos del sur del estado lo único que les llega son los recibos por un servicio que no tienen.

Los vecinos de ejidos de Mier y Noriega, de Galeana y de Doctor Arroyo denunciaron que pese a que Agua y Drenaje no les suministra el líquido, sí les manda puntualmente los recibos.

En el Ejido Los Cuartos, en Doctor Arroyo, la molestia es grande entre los habitantes, pues les indigna tener que pagar alrededor de 30 pesos bimestrales por un servicio que nunca se les brinda.

“Llamo (a Agua y Drenaje) y todavía se molestan porque exigimos el agua, y es un servicio que debemos tener como ciudadanos y éste no es un lugar muy grande como para que no puedan abastecerla, lo único que pedimos es agua.

“Pero eso sí, el recibo siempre llega”, dijo María Elena González.

En la comunidad de La Poza, en Galeana, hace tres años instalaron un tanque que supuestamente abastecería a los pobladores, pero nunca han recibido agua.

“Ya tenemos aproximadamente tres años batallando con la escasez, que nos dicen que ya van a arreglar y así nos tienen.

“Tenemos la red, pero se nos escasea mucho el agua, ya la gente está cansada aquí, necesitan una solución”, dijo Félix Bazaldúa, representante municipal y quien se encarga de recolectar el pago de los recibos en la comunidad.

En el último recibo, comentó, le tocó pagar 30 pesos.

“Dicen que ya van a arreglar, que nos van a cambiar la red, porque esta red ya tiene como 35 años. Tenemos desde hace tres años el tanque ese, pero no nos llega nada de agua”.

Como él se encarga de realizar los cobros a sus vecinos, le toca lidiar con el enojo de los ejidatarios.

“Como yo soy el comisionista vienen con sus recibos y me dicen que hable a Agua y Drenaje, pero no nos hacen caso, sólo dicen que ya van a arreglar.

“Los recibos caen puntual y eso le enoja más a la gente”.

A Pureza Juárez, quien vive en San José Cuatro Caminos, en Mier y Noriega, también le llega su recibo, y dice que lo paga con la esperanza de que vuelva el servicio.

“Si llega a veces el agua”, señala, “pero como a la una o dos de la mañana, nos tenemos que levantar a ver qué podemos llenar con el chorrito que sale.

“Éste (recibo) me salió de 29 pesos, el otro salieron 31, mi esposo ya lo fue a pagar.

Ya estamos acostumbrados a no tener el agua, batallando todos los días”.

Fuente: El Norte

Post Author: Denisse Hdz