Reciclan plan por Cadereyta

Desde el año pasado, el Gobierno del Estado ha anunciado despliegues de seguridad en Cadereyta, pero la violencia continúa.

Monterrey, México (25 julio 2019).- De nueva cuenta, el Gobierno del Estado asumirá el control de la Policía de Cadereyta, tras haber fallado en el objetivo de reducir ahí la violencia y los índices delictivos.
Ayer, la autoridad estatal anunció que tomará la seguridad de ese municipio y de Juárez, ante el alza de homicidios que han registrado durante este año.
Será la segunda vez que el Estado intervenga en Cadereyta durante el sexenio del Gobernador Jaime Rodríguez.
El 4 de junio del 2018, el Gobierno tomó el control de la seguridad por el incremento en los delitos, y tras constantes quejas de empresarios y ciudadanos contra la Policía municipal, que era señalada hasta de participar en secuestros. Esto fue aprobado por el entonces Alcalde panista José Santiago Preciado.
Bernardo González, quien era Secretario de Seguridad estatal, informó en esa ocasión que se aplicarían controles de confianza a los 92 policías municipales, y los “buenos” volverían a sus funciones, mientras que los “malos” serían despedidos.
El control del Estado se extendió hasta diciembre, cuando la Policía le fue devuelta al Municipio, ahora encabezado por el Alcalde Ernesto Quintanilla, del Partido Verde.
Pero los hechos violentos no han disminuido en Cadereyta.
Según datos de la Fiscalía, en el primer semestre del 2019 hubo 30 homicidios en el municipio, contra 16 del mismo lapso del 2018, lo que implica un alza del 88 por ciento. El propio Alcalde sufrió un atentado en su casa el 10 de marzo, cuando cuatro empistolados desde una camioneta balearon la vivienda y una unidad de un escolta, sin que hubiera heridos.
El 3 julio, el Estado anunció que implementaría un operativo especial de seguridad en Cadereyta y Juárez para frenar los crímenes.
Sin embargo, al menos 12 personas han sido ejecutadas desde entonces en el municipio.
El caso más reciente se registró el lunes, al ser encontrados los cuerpos de cuatro hombres atados, torturados y con múltiples heridas de arma blanca en la Carretera a Chihuahuita.
Y otra vez el Gobierno asumirá la seguridad de Cadereyta, aunque no se ha precisado si habrá una nueva revisión de los policías municipales.

Fuente: El Norte

Post Author: Denisse Hdz