Ven en feminicidios ‘extrema violencia’

Monterrey, México (25 noviembre 2019).- De enero a octubre de este año se han cometido 58 feminicidios en Nuevo León, muchos de éstos con “extrema violencia”, de acuerdo con la Fiscalía Especializada en Feminicidios y Delitos contra la Mujer del Estado.

En 21 casos, que son el 36 por ciento, había entre el asesino y la víctima un parentesco, una relación sentimental o un lazo de confianza.

En otros 21 casos los cuerpos de las mujeres fueron expuestos o arrojados en un lugar público.

Hoy es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y este año la saña con la que han matado a mujeres se ha incrementado.

“Hemos visto ese fenómeno en el 2019, en las víctimas de extrema violencia”, dijo Griselda Núñez, Fiscal Especializada en Feminicidios.

“Es decir, el que hayan sido arrojadas en vía pública, signos de violencia sexual o lesiones infamantes”.

La funcionaria indicó que en los primeros 10 meses del año se registraron 89 asesinatos de mujeres, de los que 31 quedaron descartados como feminicidios, y continuaron siendo investigados como homicidios.

El Código Penal del Estado establece siete causales para que el asesinato de una mujer sea considerado feminicidio, que es cuando el crimen ocurrió por razones de género.

“En las mujeres, además de ser privadas de la vida, se ven contextos de violencia sexual, de violencia familiar, de acoso, de hostigamiento”, recalcó.

Uno de los casos que llamó la atención fue el asesinato de Ana Lucía Aranda, de 19 años, y su hijo Iker, de 4 meses.

En su casa, en la Colonia Raúl Caballero, un sector vulnerable y sin pavimentación de Montemorelos, Aracelia Pérez, madre de la joven y abuela del bebé, hay un altar con sus fotos.

Ana Lucía y su hijo fueron asesinados presuntamente por Álvaro T., papá del niño.

Aracelia recordó que en el 2011 su hija, entonces de 11 años, viajó a la Cámara de Diputados para representar a Nuevo León en el Octavo Parlamento de las Niñas y los Niños de México.

Al año siguiente su esfuerzo fue reconocido por el Gobierno estatal.

Mencionó que Ana Lucía estudiaba Derecho, y este año trabajaba en un Oxxo y hacía sus prácticas en el CODE de Montemorelos.

El pasado 26 de octubre la joven y su bebé desaparecieron. Álvaro le pidió que se reunieran, tras asegurarle que la apoyaría con la manutención de Iker.

Al día siguiente localizaron su cuerpo calcinado en Villagrán, Tamaulipas, y el 1 de noviembre los restos del bebé, también en ese Estado.

“Fuimos a la comandancia (y nos dijeron), ‘pues que tienen que pasar no sé qué tantas horas’. Nunca nos pusieron atención”, recuerda su mamá.

El pasado 29 de octubre, al ser cuestionado sobre las acciones que tomaba el Estado para combatir los feminicidios, el Gobernador Jaime Rodríguez respondió que por qué no se hablaba de “hombricidios”.

Al día siguiente, el Secretario General de Gobierno, Manuel González, aseguró que el 95 por ciento de los feminicidios estaban relacionados a la delincuencia organizada y sólo un 5 por ciento por violencia familiar.

Pero las cifras de la Fiscalía especializada revelan que en el 36 por ciento de los casos el asesino tenía una relación con la mujer.

FUENTE: EL NORTE

Post Author: Denisse Hdz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *