Piden PAN… ¡y no les dan!

Monterrey, México (20 noviembre 2020).- La expectativa de integrar un gran frente opositor encabezado por el PAN y el PRI rumbo a la Gubernatura de Nuevo León para “aplastar” a Morena duró apenas 48 horas.

Luego de intensas negociaciones y de que el dirigente nacional priista, Alejandro Moreno, se trasladó de urgencia a Monterrey desde el martes para amarrar una coalición, finalmente ayer el PAN sepultó cualquier proyecto en ese sentido.

En cambio, al vencer hoy a las 23:59 horas el plazo para registrar coaliciones, el albiazul pretende armar la suya con el PRD y buscará candidatos ciudadanos para los distintos cargos, incluyendo la Gubernatura.

El último intento de acuerdo entre panistas y priistas ocurrió la noche del miércoles en la residencia de Mauricio Fernández, en San Pedro.

Además de Fernández y Moreno, en ese encuentro estuvieron Mauro Guerra, dirigente estatal albiazul, y Francisco Cienfuegos, Diputado local priista.

No acudieron Zeferino Salgado, Raúl Gracia ni Víctor Pérez, principales liderazgos en Acción Nacional.

Fuentes allegadas a la reunión revelaron que el acuerdo perfilado consistía en dejar al PAN las candidaturas a la Gubernatura y a la Alcaldía de Guadalupe, y al PRI la candidatura a la Alcaldía de Monterrey.

Para concretar la negociación, Adrián de la Garza, Alcalde de Monterrey, habría estado de acuerdo en sacrificar sus aspiraciones por la Gubernatura.

Más temprano ese mismo día, Moreno se reunió con empresarios del Grupo de los 10, también con miras a la coalición con el PAN y el PRD.

Todavía ayer, poco después del mediodía, tras encontrarse en privado con aspirantes de su partido, legisladores y representantes de sectores, el líder nacional priista se mostró optimista, al señalar que sólo faltaba ponerse de acuerdo sobre los perfiles idóneos.

Sin embargo, a partir de las 15:00 horas empezaron a correr versiones de que el PAN no suscribiría alianza alguna con los tricolores.

A las 19:30 horas, el propio dirigente estatal panista descartó cualquier arreglo.

Según Guerra, no se lograron acuerdos sobre los perfiles de los posibles candidatos, aunque también hubo versiones de que tuvo peso el rechazo de muchos panistas a unirse a un partido que consideran opuesto en cuanto a principios y valores, con el agravante de “unirse” a medinistas, como Cienfuegos, aspirante a la Alcaldía de Monterrey.

“Hubo diálogo con todas las fuerzas políticas”, dijo Guerra, “y al final no encontramos las condiciones o lo que estábamos buscando como un proyecto que garantizara el darle a Nuevo León el mejor candidato”.

Y mientras Guerra oficializaba el fin de las negociaciones, la Comisión Permanente del Consejo Político del PRI autorizó a su dirigente estatal, Heriberto Treviño, a integrar un convenio de coalición para el 2021, sin mencionar partidos.

Aunque Guerra confirmó la alianza con el PRD, cerca de las 22:00 horas la presidenta del Comité Directivo Estatal, Sylvia López Elizondo, rechazó el convenio en un video y se inclinó por una alianza con el PRI.

Post Author: Denisse Hdz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *